Memoria de los antiguos

Kuyfi tukulpandungun

En “Memorias de los antiguos / Kuyfi tukulpandungun”, don Segundo recuerda importantes vivencias de su abuela Paskuala Millalaf
acerca del período de la invasión al territorio mapuche, hacia fines del siglo XIX. Asimismo, dialoga con antiguos amigos y en su conversación aparecen las formas de vida y costumbres que tenían los mapuche de antaño.ermite construir un lenguaje, y expresar sus propias ideas en formatos y dimensiones que tiene que aprender a dominar.

Paskuala Millalaf, mi finada abuelita

Hoy les quiero contar cómo llegaron los wingka
con sus armas a quitarnos nuestras tierras y cómo nuestras familias se prepararon para resistir hasta el final…
Cuando los invasores llegaron, venían furiosos y armados. Irrumpían en los campos, saqueaban con violencia nuestras ruka,nos gritaban amenazas que nos asustaban. Se llevaban todo lo de valor que encontraban a su paso: la plata, los alimentos, los animales… todo… y nos dejaban a cambio puro dolor y tristeza…
Vinieron muchas veces para que, de puro miedo, huyéramos y les dejáramos fundar su pueblo. Un día me quitaron a mi
guagua de los brazos y la arrojaron al suelo…quedó con toda su carita enterrada en el barro… y lloraba… lloraba… lloraba…. yo no aguantaba más viéndola ahí…así que me tiré a recogerla, pero los soldados me dieron un culatazo en la cabeza pa que me quedara quieta y un hilo de sangre cayó por mi frente…
Pero nosotros ¡no íbamos a huir! No estábamos dispuestos a entregar nuestras tierras. Mi suegro, el longko Yamün —que
significa respetable—, llamó a todos los jóvenes de los alrededores. Los entrenó y aconsejó en el arte de la guerra y, cuando estuvieron listos:  200 hombres emprendieron la marcha hacia nuestros enemigos. Llevaban arcos, flechas y unas laaargas lanzas de coligüe, llamadas kallfü rüngi que podían atravesar hasta 2 o 3 adversarios de una sola vez… Asi artieron: decididos a ganar y a expulsar a todos los que nos estaban robando…

Paskuala Millalaf, tañi kuse kuku em

Iñche ñi rakiduam mew mülekey ti ayüfal kuyfi nütram, fey nütramkefel tañi kuse kuku em Pascuala Millalaf pingefuy. Feychi mew ñi chumlekefel wesake dungu rupayelu amulechi
tripantü mew. Kisu dewma kusefuy, welu kiñeke pun mew alofkülechi kütral mew, üyküley mamüll ka rüngi, fey mew pelomtu rukaley.
Kiñe rupa tañi rume kutrankawün ka tañi chengnewenon, feychi muntuñmagelu tañi pichiche pu lipang. Llüpükünuñagey ñi ange ti pichiche ngümay pingüdüy ñi ange mapu mew mollfüy. Kisu am ñuke witrañpüramfuy ñi püñeñ, kay ka müten hangodü
longkongerkey kiñe pichi tralka mew, fey wedoy lüyküy ñi mollfüñ. Müley ñi ngeñiwael kutrantun mew. Tañi pichiche müten kutran piwkeyey.
Duamtuyün kom feychi wedake dungu, tañi kuku em rume weñangkükefuy ka ngümakefuy, luykükefuy tañi kulle ñi nge
mew. Iñche, pefiñ tañi petu ngüman ka femngechi ngümakefun. Kom femngechi pengelkefuy tañi rüfngen feychi kutrankawün. Ka dungu pinngelay, tüfachi wesake dungu mew tañi rume weñangkunngen.